9 ene. 2009

Resultados del trámite más inútil


Los resultados del concurso convocado por el gobierno federal para conocer los trámites más inútiles de la Administración Pública mexicana han sido publicados. Los ganadores son:


Nivel Federal: Cecilia Deyanira Velázquez Tello, por el trámite vinculado con el surtimiento y entrega de medicamento en el Instituto Mexicano del Seguro Social.
Nivel Estatal: Ana María Calvo Irurita, por trámites vinculados con el juicio de aclaración del acta de nacimiento, realizados en el Distrito Federal.
Nivel Municipal: Monserrat Contreras Castañeda, por el trámite de constancia de residencia, realizado en el municipio de Toluca, Estado de México.

Hay que echarle una mirada al concurso ¿Acaso el gobierno federal y el jurado calificador no son capaces de saber que toda la Administración Pública está podrida? O ¿tienen (forzosamente) que hacer un show para legitimar su posición de “buen gobierno”? No se puede negar que la Administración Pública en el país está en condiciones lamentables. ¿Quién no se ha visto obligado a tratar con un burócrata en horas de oficina? Mientras estás desesperado para que te atienda, usualmente se dedican al chisme de oficina, perder el tiempo o jugar con su celular ¿cuántos de ellos son licenciados en ciencia política y/o administración pública? La mayoría obtiene su puesto porque ayudó durante la campaña al partido en el poder ¿a quién no le han pedido una mochada para “acelerar” los trámites? Y cuando uno se queja, simplemente le dan esperanzas pero de trabajar y sancionar nomás no.

Ahora ¿tenían que llegar Cecilia, Ana María y Monserrat para decirnos los tres más inútiles trámites? Y si la respuesta es positiva ¿para qué demonios el país está formando politólogos y administradores públicos? ¿Acaso el gobierno federal no tiene la delicadeza al menos de colocar uno que otro especialista en asuntos de gobierno por ahí? O ¿para qué pagamos grandes sumas en la burocracia si no es capaz de auto gestionarse? Aún no comprendo cuál es la estrategia del gobierno federal.

Y por último, ¿cuánto nos costo ese concurso que no tiene productividad para el país? Sólo en premios se gastó medio millón de pesos (300 mil para el trámite federal; 100 mil para el estatal; y 100 mil para el municipal), suerte por los ganadores, en esta crisis que Calderón no puede manejar, les vendrán de maravilla. Aunque el gobierno federal no anuncia el costo total del concurso por el mejoramiento de la administración sabemos que se llevaron un buen dinero en sueldos para el jurado, logística del concurso, ceremonia de premiación y propaganda. Cuando el dinero bien pudo servir a otra causa de mayor magnitud como las condiciones deplorables en las que vive el pueblo zapatista.
José Angel Ramírez Hernández
Cd. Nezahualcóyotl; 9 de enero de 2009

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Los jueces donaron su tiempo, no cobraron un centavo. La evidencia se puede obtener en la página de la Secretaria de la Función Pública.

José Angel dijo...

Quizá no hayan cobrado ni un centavo aunque la logistica si haya corrido por parte de los mexicanos. Lo que me parece lamentable es que personalidades tan destacables presten sus servicios para esta clase de shows.
Nos vemos.
P.D. Gracias por el comentario.