23 ene. 2012

El PAN entre el conflicto y la negociación


Una organización define su fuerza en relación a la cantidad-capacidad de recursos humanos y monetarios, así, debe existir homogeneidad de los objetivos, metas y medios para que la organización se fortalezca ya que sus esfuerzos se concentrarán en un sólo sentido aprovechando la energía.

En caso de ser una organización hetereogénea tiende a desperdicir energía e inicitar rupturas, lo que lleva a tener una serie de impedimentos en el seno de la entidad, en lugar de obtener un obstáculo común.

¿Cómo saber si un partido político tiene rupturas o no? Se puede saber en 3 momentos:
  • Uno, cantidad de pre candidatos a puesto político, el número refleja la cantidad de grupos en disputa.
  • Dos, negociación de la elección del candidato, pueden existir protestas, reclamos. e incluso, separaciones del partido.
  • Tres, operación de grupos a otros candidatos y/o partidos, mermando la maquinaría electoral.

Los grupos políticos al interior del Partido Acción Nacional (PAN) comenzaron la disputa por la Presidencia de la República con 7 aspirantes:

Javier Lozano Alarcón, Heriberto Félix Guerra, Santiago Creel Miranda, Josefina Vázquez Mota, Emilio González Márquez, Ernesto Cordero Arroyo y Alonso Lujambio Irazábal.
A pesar de ser un partido homogéneo que se suele dividir sólo entre doctrinarios y liberales, unos de vieja alcurnia y otros outsider, respectivamente, ha sufrido diversas rupturas importantes en el proceso electoral hacia el 2012, lo que podría poner en peligro su fortaleza.

De los conservadores y liberales se desprendió el grupo de Felipe Calderón que tiene a gente de confianza peleando por la candidatura para la Presidencia por el partido como lo son Cordero, Lozano, Félix y Vázquez.

El grupo ha sido la piedra en el zapato porque ha divido al partido desde que ganaron la Presidencia en 2006, ya que han querido imponer candidatos para gubernaturas y diputaciones locales y federales en detrimento de otros panistas.

Por ejemplo, en octubre de 2011, la Comisión Nacional de Elecciones informó que el 50% de las diputaciones federales y candidaturas de senaduría en 24 entidades serían por asignación del partido para 2012, lo que causó protestas en contra de la cúpula panista.

En las elecciones federales intermedias de 2009, se perdieron varios puestos políticos por “dedazos”, ya que los candidatos no reunían las condiciones suficientes para mantener o aumentar los niveles de votación de 2006.

Por otro lado, la pésima situación económica, social y política del país durante 12 años de liderazgo del PAN en el gobierno federal (2000-2012) ha causado una percepción de incapacidad para gobernar, lo que podría traducirse en menos votos.

Así, el grupo lidereado por el presidente Felipe Calderón Hinojosa pretende crear un PAN-Gobierno que lo protega a su salida de Los Pinos, pero su raquítica estrategia llevará al partido a perder posiciones, puntos porcentuales y percepción positiva entre los ciudadanos de quedar un colaborador cercano.

Hoy sólo quedan 3 candidatos del PAN al Ejecutivo Federal (Vázquez Mota, Creel Miranda y Cordero Arroyo), cada uno prepara su ejército para el 5 de febrero, día en que aproximadamente 1 millón 800 mil afiliados activos o adherentes saldrán a votar por el candidato del partido a la Presidencia de la República.

José Angel Ramírez
23 de enero de 2011

No hay comentarios: